Qué Hacer

En caso de disponer de un galápago perteneciente a una especie exótica y no pueda ya cuidar de él, no lo libere al medio natural. Intente contactar con las autoridades (por ejemplo, el Instituto de Conservación de la Naturaleza y Florestas – Tel.: +351 21 350 79 00) para saber cómo proceder (sólo en Portugal).
 
De la misma forma, en caso de tener pensado adquirir un galápago en una tienda de animales, trate de informarse sobre la especie, longevidad y tamaño máximo de crecimiento. Los especímenes de estas especies pueden durar más de 30 años y pueden crecer bastante, por lo que es importante elegir bien su animal favorito.
 
Finalmente, en caso de encontrarse un galápago perteneciente a alguna de las especies autóctonas, no se lo lleve a casa.
La legislación portuguesa prohíbe a los particulares la posesión de cualquier ejemplar de especies autóctonas.